policia encuentra plasticos puestos por ladrones en la puerta de una vivienda

Llega una de las épocas más esperadas del año. Estamos felices porque disfrutaremos de unos días con amigos y familiares, alejados del trabajo y de los problemas cotidianos. Sin embargo, ¿has pensado en la seguridad en vacaciones?

Probablemente hayas elegido un destino y tu hogar se quede vacío durante unos días. Que no te roben estas vacaciones es una de las prioridades, sobre todo porque el 40 % de los asaltos a inmuebles se producen durante los meses de verano. Es un dato que da que pensar.

Sin embargo, existen distintos trucos y comportamientos que fomentarán la seguridad en verano de nuestra casa. Solo tendrás que pensar un poco o seguir nuestros consejos para evitar que venga alguien a robar tu vivienda. Atento a estos consejos, pueden evitarte un disgusto.

1. Evita que sepan que estás fuera

Como nos muestra en este caso el programa de Equipo de Investigación, La verdad es que somos un poco descuidados y no reparamos en que los ladrones se aprovechan de esas debilidades, que se conocen al dedillo, para ponernos en un apuro.

2. Que tu casa no parezca vacía

Este es uno de nuestros mayores errores. Nos olvidamos por completo de nuestra vida cotidiana y claro, dentro de ella, entra la casa. No pensamos en el peligro que corremos por no tomar unas cuantas precauciones que además son muy sencillas y simples.

Uno de los ejemplos más clarificadores es el buzón. Se trata de un chivato de pistas. Si está hasta rebosar de cartas y publicidad, los amigos de lo ajeno sabrán que hace algún tiempo que en esa casa no hay nadie.

La solución es muy sencilla. Pídele a alguien de confianza que te vacíe el buzón para que no se acumule la correspondencia. Ese simple gesto dejará de dar pistas evidentes a quienes aprovechan cualquier oportunidad para robar en verano.

3. Extrema la seguridad en verano con ventanas y persianas

Sí, también dan pistas. Puede que cierres muy bien tus puertas y ventanas y, sin embargo, pases por alto el tema persianas. Procura dejarlas un poquito subidas. Si el ladrón las observa bajadas durante varias jornadas seguidas, sabrá que no hay nadie en casa y se lo estarás poniendo en bandeja.

Una solución muy eficaz para reforzar tu seguridad en tus ventanas es Magentolock, este producto no hace falta que una persona experta os lo instale con lo que con unos videotutoriales de Youtube veréis que es realmente sencillo implementar esta herramienta de seguridad para ventanas. Si lo deseas puedes encontrar más información sobre Magentolock en este apartado: https://protimsa.com/seguridad/magnetolock-remach.html

Está claro que este consejo es mucho más útil para aquellas personas que se van de vacaciones y viven en un bajo o un primer piso. Los que tienen su casa en plantas altas ya se lo han puesto más difícil a los ladrones.

Esto quiere decir que todas aquellas personas que van a viajar y viven en una planta baja, lo mejor es que no olviden este punto. Eso sí, las cortinas se deben dejar corridas, para que los delincuentes no puedan ver con claridad si dentro de casa hay alguien.

Otra opción es que un vecino de confianza se haga cargo de este tema y abra y cierre persianas todos los días. Este es un buen recurso para que no te roben este verano.

4. Un temporizador aumenta la seguridad en verano

Efectivamente, este pequeño aparato puede salvarnos de una situación catastrófica. Elige el temporizador que consideres más oportuno y elige horas para que se encienda y se apague. Programa un horario sencillo. Puedes hacer que se encienda de 22 a 24 horas y de 6 a 8 de la mañana. Piénsalo. Será un dinero bien invertido.

5. Robar en verano puede ser cosa de película

¿Recuerdas cuántas películas te mostraban que las llaves estaban debajo del felpudo? Bien, pues procura borrarlo de tu mente. Nada de dejar una copia en una maceta o encima de la viga del porche.

Si deseas tener precaución en este terreno, lo mejor es dejar la copia de las llaves a un buen amigo o a un familiar. La cosa es que se trate de alguien de confianza. Aunque no te lo creas, los sitios que salen en las películas son los primeros lugares en los que miran los ladrones. Así que no se lo pongas fácil.

¿Y si lo de la seguridad en verano no ha servido para nada?

Pues significará que al final te han entrado a robar a la casa. Por si las moscas, no dejes joyas ni nada de valor en sitios facilones. Procura usar una caja fuerte, deposita esas cosas en el banco o vuelve a tirar de ese amigo tan majo que te saca de todas.

Por cierto, no dejes ningún cajón cerrado con llaves. Es como si estuvieras poniendo un neón que dijese “Aquí está todo lo que buscas”. En todo caso lo puedes hacer y no poner nada para distraer a los ladrones, cuanto más tiempo "gasten" en tu hogar sin obtener nada, más probable que los cojan en acto.

En el caso de que te hayan quitado electrodomésticos de valor: tv, ordenadores, columnas de sonido, tendrá cierta solución… si antes tomaste precauciones. Guarda la factura de todo lo que compres y anota detrás el número de serie.

De este modo, podrás dar parte a tu seguro, quienes podrán comprobar el valor de lo enajenado y, por otro lado, ayudarás a la policía aportando el número de serie de los objetos robados. Así será más difícil que los ladrones vendan la mercancía.

6. Las redes sociales: una fuente de pistas

Toda precaución es poca, pero la moda del selfie y el etiquetado de la ubicación es como si estuvieran dándole todas las facilidades al ladrón. Sabrá, según publiques, dónde estás, durante cuánto tiempo, con quien… ¡un desastre!

Lo mejor es tomar las fotos y publicarlas cuando ya estemos de vuelta, en casita. Así no estaremos tentando al demonio.

7.Dejar la electricidad encendida

Son muchas las personas que, cuando van a pasar un tiempo fuera de casa, cortan la luz. Bien, en ese caso no funcionarán ni el timbre ni la alarma, por poner un ejemplo.

Lo mejor es desenchufar todo lo que no vas a necesitar y, sobre todo, esos electrodomésticos que se quedan en modo stand by. De esa manera sonará el timbre cuando alguien llame a tu puerta y también la alarma, que es algo muy útil si se desea estar bien seguro.

Este último consejo es mejor que no lo olvides. Si aún no has instalado una alarma, debes saber que éste es el sistema más seguro para mantener a los ladrones lejos de tu casa.

Como puedes ver, la seguridad en vacaciones solo es cuestión de precaución y sentido común.